La historia

Acorazado Scharnhorst

Acorazado Scharnhorst



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El acorazado Scharnhorst, en violación del Tratado de Versalles, fue ordenado por la Armada alemana en 1934. Completado en 1936, fue construido para la velocidad pero tenía una gran concentración de baterías antiaéreas pesadas.

El Scharnhorst y el Gneisenau participaron en la campaña noruega de 1940 y, trabajando en tándem, hundieron 22 barcos en el Atlántico antes de regresar a Brest en febrero de 1941.

Blanco de repetidos ataques de la Royal Air Force, huyó con el Prinz Eugen el 12 de febrero de 1942. Protegidos por la Luftwaffe, ambos barcos atravesaron el Canal de la Mancha para llegar a Wilhelmshaven en Alemania.

Después de ser reparado, el Scharnhorst fue enviado a unirse al Tirpitz en Noruega y en septiembre de 1943 participó en un ataque a Spitzbergen. Atacada por la Royal Navy dirigida por el duque de York, fue hundida el 26 de diciembre de 1943 con la pérdida de 1.864 vidas.


Acorazado Scharnhorst - Historia

EL BARCO DE BATALLA SCHARNHORST

Eisiger Sturm, Nebel und Nacht,
Nordlichtshelle, des Ozeans Pracht.

Sind stete Begleiter auf jagender Fahrt,
Uns M nnern der Scharnhorst, trotzig und hart.
Kameraden vom Schlachtschiff, wir trotzen den Tod,
Fahren en leuchtendes Morgenrot.

Lachende Augen, sieghafter Blick.
¡Vorwrts Scharnhorst! ¡Nimmer zurck!

15 de junio de 1935: Quilla colocada en la grada 2 en el astillero Kriegsmarinewerft en Wilhelmshaven. Número de construcción S 125.

03 de octubre de 1936: botado. El discurso previo al lanzamiento es pronunciado por el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Generalfeldmarschall Werner von Blomberg, y el barco bautizado por la viuda del Capitán Felix Schultz, perdido con el crucero blindado Scharnhorst durante la Primera Guerra Mundial.

7 de enero de 1939: comisionado al mando del capitán Otto Ciliax.

Febrero-marzo de 1939: Realiza ensayos en el mar Báltico.

1 de abril de 1939: Tras el lanzamiento del acorazado Tirpitz en Wilhelmshaven, Erich Raeder es ascendido a Gran Almirante a bordo del Scharnhorst.

Junio-agosto de 1939: reconstrucción del astillero naval de Wilhelmshaven. El vástago recto se quita y se reemplaza por un arco atlántico, el embudo está equipado con una tapa. Además, el hangar se amplía y equipa con una nueva catapulta. Se retira el palo mayor del embudo y se coloca a 27 m. a popa del hangar.

21 de septiembre de 1939: el capitán Kurt Hoffmann toma el mando del Scharnhorst de manos del capitán Ciliax.

Septiembre-octubre de 1939: Anclado en Wilhelmshaven.

17 de octubre de 1939: en Wilhelmshaven, la tripulación del Scharnhorst se alineó en cubierta, da la bienvenida U47 (Teniente Gnther Prien) después de su exitoso ataque en Scapa Flow.

21 de noviembre de 1939: Salida de Wilhelmshaven con su barco gemelo Gneisenau al mando del vizeadmiral Wilhelm Marschall.

23 de noviembre de 1939: Poco después de las 1600 horas, Scharnrhost y Gneisenau se enfrentan al crucero auxiliar británico Rawalpindi (Capitán Edward Kennedy) de 16.697 toneladas que finalmente se hunde aproximadamente a las 2000 horas. El Scharnhorst es alcanzado por un proyectil de 152 mm del Rawalpindi, pero el daño es insignificante. Recoge a 27 supervivientes.

27 de noviembre de 1939: Al mediodía llega a Wilhelmshaven.

Diciembre de 1939-febrero de 1940: Se instala el "sistema de autoprotección magnética" MES (Magnetischer Eigenschutz) y se monta un nuevo conjunto de radar FuMO 22 en la plataforma de proa.

18-19 de febrero de 1940: breve incursión en el Mar del Norte.

6 de abril de 1940: Operación Weser bung. A la medianoche, deja Wilhelmshaven con Gneisenau como la fuerza de cobertura del "Grupo I" para la invasión de Noruega.

9 de abril de 1940: Poco después de las 05:00 horas, a unas 50 millas de Narvik, Scharnhorst y Gneisenau, bajo el mando del vizeadmiral Günther Lötjens, se enfrenta el crucero de batalla británico Renown. En un breve intercambio de disparos, el Gneisenau es alcanzado por un proyectil de 15 pulgadas y dos de 4.5 pulgadas. los El renombre, a su vez, se ve afectado por dos proyectiles de 28 cm.

12 de abril de 1940: por la noche, Scharnhorst, Gneisenau y el almirante Hipper llegan a Wilhelmshaven.

10 de mayo de 1940: pasa por el canal de Kiel de camino a Kiel.

04 de junio de 1940: Operación Juno. A las 07.00 horas, sale de Kiel con Gneisenau, el crucero pesado Admiral Hipper y los destructores Erich Steinbrink, Hans Lody, Hermann Schoemann y Karl Galster.

8 de junio de 1940: Hacia las 1600, el Scharnhorst avista al portaaviones británico Glorious (Capitán D'Oyly-Hughes) escoltado por los destructores Acasta (Comander Charles Glasfurd) y Ardent (Teniente Comandante J. F. Barker). A las 1632 abre fuego desde 26.000 metros (28.500 yardas). Seis minutos más tarde, a las 1638, desde 24.000 metros (26.300 yardas), el Glorioso es alcanzado en la cubierta de vuelo y comienza un incendio. Gneisenau abre fuego a las 1642, y unos minutos más tarde, el Glorioso es alcanzado de nuevo en el puente y mata al Capitán y a la mayor parte del personal allí. En 1656, Scharnhorst y Gneisenau cesan el fuego temporalmente debido a la cortina de humo lanzada por los destructores que escoltaban. A partir de entonces, el Ardent lanza ocho torpedos pero no obtiene impactos y es hundido por el fuego combinado de ambos acorazados alemanes en 1725. El Glorious vuelve a ser atacado y a las 1720 es alcanzado en la sala de máquinas central. Mientras tanto, el Acasta se acerca, y alrededor de las 17.30, obtiene un torpedo en el lado de estribor del Scharnhorst debajo de la torreta "César". El torpedo abre un agujero de 14x6 metros en el casco y entran 2.500 toneladas de agua en el barco. Como consecuencia del impacto de este torpedo, la torreta de 28 cm queda fuera de servicio y mueren 48 hombres. Gravemente dañado el Glorioso zozobra y se hunde en 1810. El Acasta finalmente se hunde en 1820. En total, más de 1.500 marineros británicos pierden la vida. Durante esta acción, Scharnhorst gasta proyectiles de 212 x 28 cm y 842 x 15 cm.

9 de junio de 1940: Por la tarde, Scharnhorst y Gneisenau llegan a Trondheim.

13 de junio de 1940: durante un ataque aéreo mientras se encuentra en Trondheim, el Scharnhorst es alcanzado por una bomba de 225 kg que no detona.

21 de junio de 1940: Después de reparaciones temporales en Trondheim, el Scharnhorst regresa a Kiel.

23 de junio de 1940: Por la noche, el Scharnhorst llega a Kiel.

24 de junio a noviembre de 1940: Dique seco para reparaciones en Deutsche Werke, Kiel (Muelle C).


Daños causados ​​por el torpedo que golpeó a Scharnhorst el 8 de junio de 1940.

Noviembre - 17 de diciembre de 1940: Ejercicios de entrenamiento en el Báltico.

18 de diciembre de 1940: Scharnhorst y Gneisenau abandonan Gotenhafen para Kiel.

23 de enero de 1941: Operación Berlín. Scharnhorst y Gneisenau, bajo el mando del almirante Gnther Ltjens, parten de Kiel hacia el Atlántico.

28 de enero de 1941: Scharnhorst y Gneisenau avistaron el crucero británico Naiad en el estrecho de Islandia-Feroe y dieron la vuelta.

5 de febrero de 1941: Scharnhorst y Gneisenau entran en el Atlántico a través del estrecho de Dinamarca y repostan en el petrolero Schlettstadt a unas 150 millas al sur del cabo Farewell.

08 de febrero de 1941: avistamientos del convoy HX-106 escoltado por el acorazado Ramillies. Por lo tanto, el almirante L tjens rompe el contacto.

14 de febrero de 1941: Scharnhorst y Gneisenau repostan de los petroleros Esso Hamburg y Schlettstadt.

22 de febrero de 1941: Scharnhorst y Gneisenau hunden a los mercantes británicos Kantara (3237 TRB), Trelawney (4689 TRB), Huff (6200 TRB), petrolero Lustrous (6.150 TRB) y Harlesden (5483 TRB).

27 de febrero de 1941: Scharnhorst y Gneisenau repostan de los petroleros Ermland y Friedrich Breme y se dirigen a las Islas Canarias.

6 de marzo de 1941: Scharnhorst y Gneisenau se encuentran con U124 (el teniente Wilhelm Schulz).

7 de marzo de 1941: Scharnhorst y Gneisenau avistaron el acorazado Malaya que junto con otros cruceros escolta el convoy SL-67 de 58 barcos. L tjens informa de la posición del convoy a los submarinos que hunden el Harmodius (5.229 TRB), Hindpool (4.897 TRB), Lahore (5.304 TRB), Tielbank (5.084 TRB) y Nardana (7.974 TRB), con un total de tonelaje de 28,500 TRB. En los próximos ocho días, el U105 y el U106 hunden siete barcos más y logran un torpedo en Malaya que se dirige a Nueva York a través de Trinidad para su reparación.

9 de marzo de 1941: Se hunde el maratón de mercantes griegos (6.350 TRB).

11-12 de marzo de 1941: Scharnhorst y Gneisenau repostan en los petroleros Ermland y Uckermark. Conferencia celebrada a bordo del Gneisenau con los Capitanes de ambos acorazados y petroleros.

16 de marzo de 1941: Scharnhorst y Gneisenau capturan o hunden a los mercantes británicos Simnia (6.197 TRB), San Casimiro (8.046 TRB), Fuerza británica (7.139 TRB), Athelfoam (6.554 TRB) y el noruego Bianca (5.684 TRB) y Polykarb ( 6.405 TRB), todos desde un convoy disperso. Posición aproximada 40 30 'Norte, 43 45' Oeste. La búsqueda continúa, y más tarde en el día, hunden el Granli noruego (1,577 TRB), el Demeterton británico (5,200 TRB), el Príncipe de Cerdeña (3,200 TRB), Silverfir (4,347 TRB), Royal Crown (4,364 TRB), Empire Industry (3.648 TRB) y Rio Dorado (4.500 toneladas), el Myson francés (4.564 TRB), el Mangkai holandés (8.290 TRB) y el Reefer chileno danés (1.739 TRB).

22 de marzo de 1941: Scharnhorst y Gneisenau entran en Brest.

Marzo-julio de 1941: Desarrolla problemas con sus motores y entra al dique seco para reparaciones.

24 de julio de 1941: Golpeado por cinco bombas mientras probaba la maquinaria en La Pallice. 3.000 toneladas de agua entran en el barco y los daños son considerables.

Agosto-diciembre de 1941: Trabajos de reparación.

11-13 de febrero de 1942: Operación Cerberus. Deja Brest con Gneisenau y el crucero pesado Prinz Eugen escoltado por los destructores Paul Jakobi, Richard Beitzen, Friedrich Ihn, Hermann Schoemann, Z25 y Z29 para una carrera por el Canal de la Mancha. Grupo comandado por el vizeadmiral Otto Ciliax. Scharnhorst golpea dos minas al pasar por el Canal de la Mancha, pero entra en Wilhelmshaven el día 13.

Marzo - 15 de agosto de 1942: reparaciones en Kiel.

16 de agosto de 1942: Scharnhorst deja Kiel para Gotenhafen.

09 de enero de 1943: Operación Fronttheater. Deja Gotenhafen con destino a Noruega junto con el Prinz Eugen y los destructores Paul Jacobi, Friedrich Ihn y Z24, todos bajo el mando del almirante Otto Schniewind. Detectado por aviones británicos frente a Skagen el día 11, el grupo regresa a Gotenhafen donde llega el día 12.

23 de enero de 1943: Operación Domino. Vuelve a navegar hacia Noruega con el Prinz Eugen pero es detectado una vez más por aviones británicos y por tanto regresa al Báltico.

SCHARNHORST A NORUEGA

06-09 de marzo de 1943: Operación Paderborn. En un clima favorable, Scharnhorst logra escapar y finalmente es trasladado de Alemania a Narvik, donde se unirá al acorazado Tirpitz y al crucero pesado L tzow (ex Deutschland).

9-23 de marzo de 1943: Anclado en la bahía de Bogen, cerca de Narvik.

23-24 de marzo de 1943: Operación Silesia. El Tirpitz, Scharnhorst, L tzow y seis destructores se transfieren desde la bahía de Bogen a Altafjord, donde realizan pruebas hasta julio.

6 de septiembre de 1943: Operación Sizilien. Junto con el acorazado Tirpitz, y los destructores Z27, Z29, Z30, Z31, Z33, Erich Steinbrinck, Karl Galster, Hans Lody y Theodor Riedel, deja Altafjord al mando del almirante Oskar Kummetz, para atacar las instalaciones aliadas en la isla de Spitzbergen.

8 de septiembre de 1943: el grupo bombardea Spitzbergen y destruye las instalaciones portuarias.

9 de septiembre de 1943: llega a Altafjord y ancla en Langfjord.

25 de diciembre de 1943: Operación Ostfront. A las 19.00 horas, Scharnhorst sale de Altafjord con los destructores de la 4.a Flotilla (Kapit n zur See Rolf Johannesson) Z29, Z30, Z33, Z34 y Z38 para interceptar el convoy JW55B de 19 barcos. El grupo de batalla está bajo el mando del Konteradmiral Erich Bey.

26 de diciembre de 1943: A las 08.34 horas, es detectado por el crucero pesado Norfolk desde una distancia de 30.000 metros (32.800 yardas). Poco después, los cruceros ligeros Belfast y Sheffield de "Force I" (Vicealmirante Burnett) también obtienen contacto. A las 0924, el Belfast abre fuego contra Scharnhorst desde 11,900 metros (13,000 yardas), y es seguido por Norfolk a las 0930. Scharnhorst responde con ella después de la torreta pero no obtiene impactos. Scharnhorst es alcanzado por dos proyectiles de 8 pulgadas de Norfolk. Un proyectil golpea la plataforma de la batería pero no explota. El otro golpea la cubierta de proa y desactiva el aparato de radar (FuMo 27). Scharnhorst gira hacia el sureste a 30 nudos y luego hacia el norte nuevamente. Poco después de las 1200, Scharnhorst choca una vez más con los cruceros de "Force I" y abre fuego alrededor de las 12:30 con sus baterías principal y secundaria. En este segundo enfrentamiento, el Norfolk es alcanzado dos veces por proyectiles de 28 cm. La torreta "X" queda fuera de servicio después de un impacto en la barbacoa, mientras que otro proyectil desactiva los radares y mata a siete hombres. El Sheffield es golpeado por astillas. A las 1241, Scharnhorst gira hacia el sur y cesa el fuego. A las 1617, el acorazado Duke of York de Force II (Almirante Fraser) obtiene contacto por radar con el Scharnhorst desde 42.500 metros (46.480 yardas), y después de cerrar el rango a 10.900 metros (11.920 yardas) abre fuego a las 1648. Casi de inmediato, el Scharnhorst es alcanzado por un proyectil de 14 pulgadas en la torreta "Anton" que queda fuera de combate. Otro proyectil del duque de York derriba el hangar. A las 1657, Belfast y Norfolk abren fuego. Scharnhorst es golpeado repetidamente, pero logra aumentar la distancia con "fuerza II" a 19.600 metros (21.435 yardas). En 1820, un proyectil de 14 pulgadas atraviesa ScharnhorstCinturón superior y llega a la Sala de Calderas N ° 1 (tramo IX) que se convierte en una pérdida total. La velocidad desciende a 22 nudos. A las 1850, los destructores del "Force II" se acercan y obtienen un torpedo a estribor del Scharnhorst y tres más a babor. La velocidad cae a 20 nudos. Duke of York y Jamaica abren fuego nuevamente en 1901 desde 9,600 metros (10,500 yardas) obteniendo numerosos impactos. Scharhorst todavía dispara con las torretas "Bruno" y "César", pero no obtiene ningún impacto. En 1912, los cruceros de la "fuerza I" abren fuego. A partir de entonces, los cruceros Jamaica y Belfast lanzan todos sus torpedos, y los destructores Musketeer, Opportune y Virago 19 más. El Scharnhorst finalmente zozobra y se hunde a las 19.45 horas en la posición 72 ° 16 'Norte, 28 ° 41' Este. 36 supervivientes.

3 de octubre de 2000: El naufragio del Scharnhorst se encuentra a 66 millas al noreste de Cabo Norte. Se encuentra a unos 290 metros de profundidad, boca abajo y muy dañada.

DIBUJOS DE LINEAS (Por Manuel P. Gonz lez L pez)


El Scharnhorst antes de la guerra (arriba), durante el Channel Dash en febrero de 1942 (centro) y en 1943 (abajo).

7 de enero de 1939-20 de septiembre de 1939: Kapit n zur Véase Otto Ciliax.

21 de septiembre de 1939-28 de marzo de 1942: Kapitón zur Véase Kurt Hoffmann.

29 de marzo de 1942-17 de octubre de 1943: Kapit n zur See Friedrich H ffmeier.

18 de octubre de 1943 - 26 de diciembre de 1943: Kapit n zur See Fritz Hintze.

Desplazamiento: estándar 32.060 tm, carga completa 38.430 tm.

Dimensiones: longitud total 231 m, manga 30 m, calado máximo 9,9 m, altura 14,05 m.

Blindaje: cinturón principal 320 mm, torretas 100-340 mm, cubierta superior 50 mm, cubierta blindada 80-110 mm, torre de mando 200-350 mm, mamparo torpedo 45 mm.

Armamento:
Cañones SK C / 34 de 9 x 28 cm en tres torretas triples.
Cañones SK C / 28 de 12 x 15 cm en cuatro torretas dobles y cuatro simples.
14 cañones SK C / 33 de 10,5 cm en siete soportes dobles.
16 cañones SK C / 30 de 3,7 cm en ocho soportes dobles.
14 x 2 cm (38 desde 1942 en adelante)
Tubos de torpedo de 6 x 53,3 cm en dos montajes triples (a partir de 1942).

Hidroaviones: 3 x Arado ar 196.

Planta de propulsión: 12 calderas, tres turbinas Brown-Boveri, 160.060 CV (máximo obtenido).


El Scharnhorst & # 8211 solo 36 miembros de la tripulación escaparon de una tumba de agua

La Alemania nazi y la marina # 8217, conocida como la Kriegsmarine, poseía en su arsenal algunos de los barcos más impresionantes de su época. Los ingenieros alemanes lograron fabricar algunos de los acorazados más grandes de la guerra en un esfuerzo por desafiar la supremacía naval de la superpotencia que era el Imperio Británico.

Mientras que la Bismarck o Tirpitz Por lo general, acaparan el centro de atención cuando se trata del orgullo y la alegría de la Kriegsmarine, si se dice la verdad, entonces otras naves capitales, como el Scharnhorst, tuvo un papel igualmente significativo en los días de sangrienta guerra naval durante la Segunda Guerra Mundial.

El acorazado alemán Scharnhorst en el puerto cuando se completó por primera vez. Observe la insignia del barco # 8217 montada en su proa y las condiciones de nieve a la derecha.

Tripulado por una tripulación de 1.968, el Scharnhorst cosechó miedo durante sus años de patrullaje del Atlántico norte. Se enfrentó tanto a acorazados británicos como a buques mercantes aliados con la ferocidad de una bestia hambrienta.

Armado con una batería principal de nueve cañones C / 34 de 28 cm (11 pulgadas), que estaban colocados en sus tres enormes torretas, el Scharnhorst operado junto con su barco hermano, el Gneisenau durante la mayor parte de su servicio.

Scharnhorst en el puerto durante el invierno de 1939-1940

Aparte de hundir barcos mercantes con un solo bombardeo, el Scharnhorst jugó un papel de apoyo durante las invasiones de Noruega y Dinamarca.

El 9 de abril de 1940, el Scharnhorst y Gneisenau se enfrentaron a un escuadrón británico de nueve destructores, liderados por Reconocimiento de HMS frente a la costa de Lofoten, Noruega. Durante este enfrentamiento, ambos barcos sufrieron daños importantes, con el Scharnhorst perdiendo toda su torreta frontal.

Acorazados alemanes Scharnhorst (izquierda) y Gneisenau en un puerto alemán, alrededor de 1939-41.

Sin embargo, el Scharnhorst podría sufrir mucho daño y aún así salir victorioso. El enorme acorazado, que tenía 234,9 m (771 pies) de largo, era de hecho una super arma en los mares del norte.

No mucho después de su encuentro con el Renombre, los Scharnhorst logró lograr uno de los disparos navales de mayor alcance de la historia. Junto con la Gneisenau, logró hundir el portaaviones británico el Glorioso así como sus dos destructores de escolta: el Ardiente y Acasta.

Scharnhorst en el mar.Foto: Bundesarchiv, DVM 10 Bild-23-63-12 CC-BY-SA 3.0

En 1942, el Scharnhorst se había hecho conocido entre los militares británicos como un oponente que siempre tiene la ventaja. El barco se defendió con éxito contra los ataques aéreos en numerosas ocasiones.

Sin embargo, la situación en el frente oriental se había deteriorado tanto para los alemanes en diciembre de 1943 que el Alto Mando se vio obligado a tomar medidas desesperadas.

Al intentar interrumpir un convoy de transporte que se dirigía a la URSS el 26 de diciembre, el Scharnhorst se encontró con una fuerza naval británica superior en el Cabo Norte, Noruega, que incluía el poderoso acorazado duque de York, así como otros cruceros y destructores.

Scharnhorst en el puerto Foto: Bundesarchiv, DVM 10 Bild-23-63-46 CC-BY-SA 3.0

Después de una valiente batalla, el acorazado alemán sucumbió a sus heridas, llevando a toda la tripulación, junto con el capitán Fritz Hintze, a una tumba de agua.

Después de la batalla, el almirante Bruce Fraser de la flota británica se dirigió a su tripulación y honró a sus enemigos:

Caballeros, la batalla contra el Scharnhorst ha terminado con una victoria para nosotros. Espero que cualquiera de ustedes que haya sido llamado a llevar una nave a la acción contra un oponente muchas veces superior, comandará su nave con tanta valentía como se ordenó hoy al Scharnhorst.

Foto de reconocimiento aéreo de Scharnhorst en Kiel después del Channel Dash

Supervivientes de SCHARNHORST con los ojos vendados, con equipo de rescate de marinero mercante, caminando por un tablón de bandas en su camino al internamiento.

El acorazado alemán Scharnhorst disparando sus cañones de 283 mm hacia adelante, durante el enfrentamiento con el portaaviones británico Glorious y sus escoltas, el 8 de junio de 1940.

El destructor alemán Z 4 conduce al Scharnhorst y al Gneisenau a través del Canal de la Mancha durante el Channel Dash.

Handley Page Halifaxes del Escuadrón No. 35 de la RAF bombardeando los cruceros de batalla alemanes SCHARNHORST y GNEISENAU en el dique seco de Brest, Francia.

Scharnhorst disparando contra HMS Glorious

Scharnhorst.Foto: Bundesarchiv, DVM 10 Bild-23-63-07 CC-BY-SA 3.0

Sobrevivientes del SCHARNHORST bajo guardia en la cubierta de catapulta del HMS DUKE OF YORK en Scapa Flow después del hundimiento del buque de guerra alemán el 26 de diciembre de 1943.

El crucero de batalla alemán Scharnhorst en condiciones meteorológicas adversas en 1940 41, Operación Atlántico.

Vicealmirante Kurt-Caesar Hoffmann, Comandante del Scharnhorst.Foto: Bundesarchiv, Bild 183-2004-1123-500: CC-BY-SA 3.0


Acorazado Scharnhorst - Historia

Después de la construcción de los tres primeros Panzerschiffe (Panzerschiff A-C: Deutschland , Almirante Scheer y Almirante Graf Spee ) se hicieron varios planes para sus sucesores. Los proyectos iban desde diseños solo ligeramente modificados, mayor artillería principal (como cañones de 30 cm), barcos que luego podrían reacondicionarse con una tercera torreta o Panzerschiffe con motores de vapor.

A los desarrolladores primero no se les permitió aumentar el tamaño de las naves, por lo que todos los proyectos, tarde o temprano, conducen a un diseño bastante similar al anterior Panzerschiffe. Solo después de que se permitió un crecimiento significativo en tamaño, el desarrollo final del Scharnhorst comenzó la clase. Aunque a menudo se les llama "cruceros de batalla", esos barcos fueron etiquetados oficialmente como "acorazados".

A diferencia del Panzerschiffe, se eligió una máquina de vapor de alta presión para estos barcos para darles una velocidad mucho más alta, pero dado que esas máquinas nunca funcionaron sin ningún problema, las operaciones posteriores a menudo se vieron influenciadas negativamente por ellas. Su artillería principal se incrementó en un 50%, pero a diferencia de otros acorazados extranjeros, el Scharnhorst clase consiguió sólo las armas de pequeño calibre del Panzerschiffe. La decisión por esas armas se tomó porque esas armas ya estaban en producción y en este momento no se desarrolló un arma más grande. Para completar los barcos en el tiempo planeado, se tuvieron que usar los cañones de 28 cm (11 ''). Pero la construcción de los soportes de la torreta le permitió reemplazar las torretas triples de 28 cm con torretas gemelas de 38 cm (15 ''). Se planeó hacer esta conversión después de la construcción de la próxima generación de acorazados (Battleship F & G) en 1940, pero el comienzo de la guerra lo impidió.

Acorazado D, más tarde llamado Scharnhorst , se instaló en mayo de 1935 en el astillero de la Kriegsmarine en Wilhelmshaven y se puso en servicio en enero de 1939. El barco gemelo Gneisenau (Acorazado E) se instaló en marzo de 1935 en el Deutsche Werke de Kiel y se puso en servicio en mayo de 1938. Pronto se hizo evidente que la proa recta de los barcos tenía que modificarse debido a la cantidad de agua absorbida a alta velocidad.

Durante la guerra, ambos barcos operaron juntos la mayor parte del tiempo. Hicieron una operación exitosa en el Atlántico Norte y fueron los únicos acorazados que hundieron un portaaviones operativo.


Descubrimiento de naufragios

Siete horas más tarde, en el clímax de la batalla que se libró nuevamente, el virtual Scharnhorst está hundido. Las computadoras del simulador descargan un área diferente para el hundimiento: un área del lecho marino aproximadamente a 20 millas marinas al norte de la posición dada en los Despachos oficiales de Fraser. Sin embargo, ¿sería más fructífera una búsqueda en esta nueva zona de los fondos marinos?

En septiembre de 2000, en un intento de responder a esta pregunta, HU Sverdrup II, un buque de investigación submarino operado por el Instituto Noruego de Investigación de Defensa, zarpó de Hammerfest en el Ártico de Noruega.

En ruta a sus operaciones regulares de cartografía de los fondos marinos, Sverdrup ya había relevado el área indicada tanto por el simulador como por el duque de Yorklibro de registro. Habiendo detectado un objeto grande en el lecho marino, ahora es la plataforma de sonar para una expedición conjunta de la BBC, Norwegian Television (NRK) y la Royal Norwegian Navy.

Visto por primera vez en casi 60 años, ScharnhorstEl casco se encuentra boca abajo en el fondo del mar.

El sonar multihaz de la embarcación produce una imagen de dos objetos, uno de 170 m de largo y el otro de 70 m de largo, y están colocados en ángulo con el primero. ¿Es un naufragio y, lo que es más importante, es el naufragio de Scharnhorst?

Las dimensiones totales son consistentes con las del crucero de batalla. Sin embargo, podría ser una característica geológica del fondo marino. La expedición se transfirió al Buque de Recuperación Submarina de la Marina Real Noruega, Tyr.

Al enviar su ROV (vehículo operado a distancia), parte del misterio se resuelve de inmediato. Es un desastre, pero es Scharnhorst? La disposición del armamento superviviente, como los lanzadores de torpedos y las torretas, no deja lugar a dudas.

Visto por primera vez en casi 60 años, ScharnhorstEl casco se encuentra boca abajo en el fondo del mar. Su mástil principal y sus telémetros están en el fondo del mar a cierta distancia. Al igual que toda su cubierta de popa, con el ancla de popa todavía en su lugar.

El casco muestra daños importantes tanto por proyectiles perforadores de blindaje como por torpedos. HMS duque de York dispararon 80 andanadas y los barcos aliados dispararon un total de 2.195 proyectiles durante el enfrentamiento. Se lanzaron unos 55 torpedos a Scharnhorst, y se cree que 11 han encontrado su objetivo. Ahora hay una explicación de por qué se hundió tan repentinamente. Una explosión interna masiva, probablemente en un cargador de municiones debajo de una torreta delantera, había salido de su proa. Toda la sección de proa permanece unida como una masa de restos y blindaje, pero separada del naufragio principal.


73 conchas de 11 pulgadas para hundirla

Luego, todavía en marzo, el Kriegsmarine logró un éxito sustancial. Gneisenau y Scharnhorst se soltó en el Atlántico norte y allí interceptó varios cargueros y petroleros que navegaban de forma independiente después de que su convoy en dirección oeste se hubiera disuelto. Entre ellos, los dos grandes barcos hundieron a 13 mercantes y capturaron a otros tres, dos de los cuales, con sus tripulaciones de presas alemanas, fueron rápidamente capturados por Renombre. La única resistencia a Scharnhorst y Gneisenau fue una lucha valiente por el pequeño carguero Frigorífico chileno, que golpeó a sus dos monstruosos oponentes con su pequeña pistola de cubierta. Se necesitaron 73 proyectiles de 11 pulgadas para hundirla.

Los dos barcos alemanes podrían haberlo hecho incluso mejor, pero una vez más fueron interrumpidos por la aproximación de un solo barco, el HMS. Rodney, otro buque de guerra veterano con una curiosa disposición de tres torretas a proa y ninguna a popa. Pero las armas eran de 16 pulgadas y Rodney buscaba una pelea, y de nuevo los dos modernos barcos alemanes partieron de un solo acorazado más antiguo.

En el verano de 1941, en La Pallice, en la costa francesa, Scharnhorst fue alcanzado por cinco bombas británicas, lo que requirió más reparaciones en el puerto de Brest y provocó una mayor inacción. El almirantazgo alemán sabía que sus dos elegantes barcos tendrían que ser trasladados, ya principios de 1942 se produjo el famoso "Channel Dash", en el que ambos barcos escaparon con éxito por el Canal, primero a Wilhelmshaven, luego a Kiel en el norte de Alemania. En camino, Scharnhorst golpeó dos minas frente a la costa holandesa, lo que requirió aún más reparaciones.

En febrero, sin embargo, un ataque aéreo británico terminó Gneisenau para siempre con una sola bomba que atravesó las dos cubiertas superiores y explotó. El gas candente fue succionado a través del sistema de ventilación y dentro del cargador de la torreta A, que se elevó con un rugido colosal, matando a más de cien marineros y dejando Gneisenau no apto para ninguna salida ofensiva. A principios de marzo, Scharnhorst estaba en el Altenfiord de Noruega, en compañía del súper acorazado Tirpitz.

En septiembre de 1942, Scharnhorst solucionado con Tirpitz y nueve destructores para destruir las instalaciones noruegas en la remota isla de Spitzbergen. Si bien sus grandes armas hicieron un gran daño, De Scharnhorst El tiroteo fue tan malo que a su regreso a Altenfiord se hizo a la mar de nuevo para mejorar su artillería. En su ausencia, los submarinos enanos de la Royal Navy navegaron audazmente hacia el fiordo y paralizaron a los poderosos Tirpitz. El crucero pesado Almirante Hipper ya había sido dado de baja después del amargo día de diciembre en el que ella, Lutzow, y seis grandes destructores habían sido alejados de un convoy por destructores de la Royal Navy y dos cruceros ligeros. En el invierno de 1943, Lutzow también se había ido de las aguas del norte, enviado a Gdynia en el Báltico para una revisión.


Un & # 039Old & # 039 acorazado realmente hundió un portaaviones en 1940

A las 4 pm. el 8 de junio de 1940, el portaaviones HMS Glorioso navegaba hacia el oeste a través del Mar de Noruega hacia la base naval británica de Scapa Flow cuando su vigía divisó dos puntos grises a una docena de millas de distancia en el horizonte.

los Glorioso y sus dos destructores de escolta aún no tenían radar, por lo que el capitán D’Oyly-Hughes ordenó al destructor Ardiente para dar la vuelta e investigar visualmente el avistamiento, mientras mantiene con indiferencia su rumbo hacia el oeste a velocidad de crucero.

En cuestión de minutos, los marineros británicos descubrirían con horror que los inocuos puntitos constituían la peor amenaza concebible: los cruceros de batalla alemanes. Gneisenau y Scharnhorst. Solo unas pocas docenas sobrevivirían a una de las batallas navales más controvertidas de la Segunda Guerra Mundial, tal vez la única vez que los acorazados acabaron sin ayuda con un portaaviones.

La narrativa predominante de la guerra naval en la Segunda Guerra Mundial se refiere a cómo el portaaviones destronó decisivamente al acorazado como el sistema de armas naval dominante. Sí, los acorazados montaban más de una docena de cañones que podían lanzar enormes proyectiles contra otras embarcaciones desde más de una docena de millas de distancia. Pero un portaaviones podría desplegar más de cien aviones que podrían atacar objetivos. cientos de millas de distancia con torpedos y bombas.

Igual de importante, en una era en la que la tecnología de radar estaba en su infancia, los aviones eran la herramienta más eficaz para explorar vastas extensiones del océano para localizar las flotas enemigas.

Estas ventajas significaron que los acorazados y cruceros de batalla fueron hundidos repetidamente por aviones basados ​​en portaaviones, desde Pearl Harbor hasta Taranto y la Batalla del Mar de Filipinas. A cambio, los acorazados casi nunca lograron acercarse al alcance de los portaaviones.

los Glorioso fue uno de los primeros portaaviones de techo plano jamás construido, convertido de un veloz Valientecrucero de batalla de clase en 1924. Su proa puntiaguda aún asomaba desde debajo de una cubierta de vuelo elevada. El barco líder de su clase, el Valiente, había lanzado el primer ataque aéreo naval lanzado por un portaaviones en la historia cerca del final de la Primera Guerra Mundial.

La embarcación de 224 metros de largo todavía solo podía transportar un grupo aéreo más pequeño de cuarenta y ocho aviones en comparación con los portaaviones más grandes de los EE. UU. En 1940, estos incluían bombarderos torpederos Fairey Swordfish, cazas Gloster Sea Gladiator, así como bombarderos / cazas monoplano Blackburn Skua monoplano.

los Glorioso vio acción por primera vez en la Segunda Guerra Mundial proporcionando cobertura aérea para la fuerza expedicionaria aliada que buscaba apoyar la resistencia de Noruega a la invasión nazi en abril de 1940, cuando sus Sea Gladiators derribaron varios bombarderos alemanes. Su capitán, Guy D'Oyly Hughes, un submarinista condecorado en la Primera Guerra Mundial, también ordenó a sus peces espada que lanzaran incursiones contra objetivos terrestres, pero el líder del grupo aéreo JB Heath se negó, argumentando que carecían de objetivos claros y que los pokey biplanos serían disparados a piezas por fuego antiaéreo. D’Oyly echó a Heath del barco y partió en misiones para transportar Gladiators y Hurricanes de la Royal Air Force a Noruega.

Sin embargo, el 24 de mayo, los aliados comenzaron a evacuar fuerzas en Noruega debido a las exitosas ofensivas de Alemania en los Países Bajos y Francia. los Glorioso luego fue asignada a recoger a los combatientes que acababa de dejar. Los Hurricanes de la RAF del escuadrón N ° 46 eran relativamente rápidos y carecían de ganchos de detención, pero atando sacos de arena, los pilotos lograron cargar sus colas y realizar aterrizajes cortos en portaaviones. Esta hazaña lograda, la Glorioso era navegar de regreso al Reino Unido con otro transportista Arca real para la protección mutua.

Sin embargo, el 8 de junio, D’Oyly-Hughes recibió permiso para partir de forma independiente hacia Scapa Flow escoltado por solo dos destructores. Oficialmente, la Royal Navy sostiene que esto fue para ahorrar combustible. Sin embargo, los miembros de la tripulación han alegado que D’Oyly-Hughes tenía prisa por asistir al consejo de guerra de Heath.

En cualquier caso, ninguno de los Glorioso' las aeronaves estaban en el aire realizando una Patrulla Aérea de Combate, ni estaban preparadas en la cabina de vuelo, tal vez debido a preocupaciones sobre la fatiga del piloto. El alto nido de cuervos del transportista estaba desocupado y solo doce de sus dieciocho calderas se mantenían activas, lo que limitaba su velocidad.

Estas decisiones resultaron fatales, ya que ese mismo día, la Kriegsmarine alemana envió fuerzas de superficie, incluidos los cruceros de batalla. Scharnhorst y Gneisenau en la Operación Juno, una salida redirigida para interceptar las naves de evacuación aliadas.

Ese mismo día, los cruceros de batalla hundieron un petrolero y un arrastrero. A las 3:45 p.m., la tripulación de los barcos capitales alemanes vio el humo del embudo de los buques de guerra británicos y se lanzó hacia adelante para acortar la distancia. While the British sighted the ships fifteen minutes later, Captain D’Oyly didn’t call action stations and begin having Swordfish bombers lifted to the flight deck until 4:20 p.m..

Crucially, the German battlecruisers were fast—but Glorioso could nearly match their speed at thirty knots, once her boilers built up enough steam.

Just seven minutes later, the Scharnhorst opened fire on the investigating Ardiente, busting open a boiler. The much smaller vessel immediately laid a smoke screen which it used as cover to launch hit-and-run torpedo attacks. The destroyers’ 4.7” lacked the range and penetrating power to threaten the German battlecruisers—but their torpedoes could cause devastating damage si they could land a hit.

While her smaller 15-centimeter cannons exchanged shots with the Ardiente, Scharnhorst’s big 11” turrets blazed away at the distant flat-top. Five minutes later, in one of the longest-range hits in naval history, the Scharnhorst’s third volley screamed over fifteen miles to slam straight into the Glorioso’s flight deck, blasting open a huge hole that rendered it unusable and knocking two Swordfish bombers into the water. Splinters also pierced one of the carrier’s boilers, slowing her down.

By then Glorioso had transmitted a distress message which was picked up by the heavy cruiser HMS Devonshire thirty to fifty miles away. Though the Royal Navy claimed the transmission was too garbled to be understood, her crew later testified to the contrary. In fact, the Northampton was secretly evacuating the Norweigian royal family to the UK, and commanding Vice Admiral John Cunningham had strict orders to maintain radio silence, and thus neither intervened nor relayed the message.

At 5 PM a shell slammed into the Glorioso’s bridge, killing D’Oyly and most of the command crew. Ardiente was finally caught darting out for another torpedo run and set ablaze by repeated hits. She managed to complete a seventh and final torpedo run before capsizing twenty-five minutes later. By then the crippled Glorioso was listing and turning in circles while being relentlessly pounded by German guns.

Rather than disengage from the hopeless fight, the Acasta peeled off from the Glorioso and valiantly charged the Gneisenau. The 1,300-ton ship sustained a multiple hits from the two 40,000-ton battlecruisers—but on her second run, one of her torpedoes slammed into the Scharnhorst, ripping a 12-meter wide hole into her hull that let in over two thousand tons of water, knocked her aft “Caesar” turret out of action, killed forty-eight crew, and disabled her starboard propeller shaft.

But the battlecruisers’ retaliatory fire was devastating, and the Acasta’s blazing wrecked dipped stern-first into the water after 6 p.m. By then, the starboard-listing Glorioso had also sunk. A camera crew onboard the Scharnhorst filmed the engagement, and the Glorioso’s sinking, which you can see here.

The German battlecruisers then hastily left the scene without picking up survivors. Scharnhorst limped home, listing at five degrees, and would spend the next six months in Trondheim, Norway undergoing repairs. The Royal Navy apparently remained unaware of the battle and made no rescue effort, only learning what happened after Germany announced the victory.

Only one crew member from the Ardiente, two from the Acasta, and thirty-six from the Glorioso survived to be picked up by Norwegian and German forces. 1,596 Royal Navy and Air Force personnel died, many freezing to death awaiting rescue.

Only extraordinary circumstances—particularly the lack of Combat Air Patrol—made the ambush of the Glorioso possible by two large capital ships on a clear day. For decades, the Royal Navy offered a vaguely exculpatory account of the disaster, but in the 1980s historian Stephen Roskill published an article holding poor command culture by Captain D’Oylyy responsible for the tragedy. The unusual disaster continues to evoke controversy, and even questioning in Parliament, decades later.

Battleships accompanied by other surface warships did directly engage carriers one more time in World War II during the Battle of Samar, though this time the U.S. carriers’ air wings participated in the fight leading to a very different, though no less dramatic outcome.

Sébastien Roblin holds a master’s degree in conflict resolution from Georgetown University and served as a university instructor for the Peace Corps in China. He has also worked in education, editing, and refugee resettlement in France and the United States. He currently writes on security and military history for War Is Boring.


The Third Reich Squandered the Well-Armed ‘Scharnhorst’

The Treaty of Versailles drastically limited the size of the postwar Kriegsmarine, precluding Germany from owning any dreadnought battleships. The Germans could keep (and.

The Treaty of Versailles drastically limited the size of the postwar Kriegsmarine, precluding Germany from owning any dreadnought battleships. The Germans could keep (and replace) pre-dreadnought vessels of 10,000 tons or less, roughly the size of a heavy cruiser in most navies.

Presented with this problem, German engineers developed a novel solution: they designed the pocket battleships, warships of relatively small size (12,000 tons or so, pushing treaty limits), with relatively heavy armaments (two triple 11-inch turrets) that could outrun or outgun any potential foe. The pocket battleships were designed as commerce raiders, not as main line units, but could still outfight enemy heavy cruisers.

Within these constraints, the pocket battleships were effective ships. Alas, the concept behind the pocket battleships went the way of all technology. The Royal Navy retained three of its battlecruisers, each of which would have no difficulty catching and destroying the German ships. More troubling, the French built Dunkerque y Estrasburgo, a pair of fast battleships that similarly would have meant doom for the German vessels.

In 1933, the new Nazi government was preparing to rearm on land and at sea. The Kriegsmarine realized that building additional pocket battleships would serve no compelling purpose. Initial designs for new ships simply enlarged the pocket battleships, adding more range and armor.

Over time, however, the necessity for a heavier armament (and consequently larger size) became apparent.

The Nazi government also needed time to negotiate the Anglo-German Naval Agreement, which allowed new battleship construction. Laid down in 1935, the first two ships of the new era of German naval expansion became the fast battleships Scharnhorst y Gneisenau, named after a pair of crack armored cruisers destroyed at the Battle of Falkland Islands.

‘Scharnhorst.’ U.S. Naval Intelligence illustration

The Scharnhorst class would abide by the basic restrictions of the Washington Naval Treaty, displacing 31,000 tons, carrying nine 11-inch guns in three triple turrets and making 32 knots. Like most German battleships, Scharnhorst was under-armed for her size.

The German 11-inch gun was a very effective weapon, with a high rate of fire, but it lacked sufficient punch to seriously endanger enemy battleships. The designers built in the capability for re-equipping Scharnhorst with 15-inch turrets, but the opportunity for conversion never emerged. The ships also carried a secondary armament of 12 5.9-inch guns.

Scharnhorst entered service in January 1939. A raiding cruise in November 1939 led to the destruction of the British merchant cruiser Rawalpindi. En abril de 1940, Scharnhorst y Gneisenau were assigned to help cover the German landings in Norway. On April 9 they engaged the British battlecruiser Renombre. Despite the German gunnery advantage, Renombre scored early hits on Gneisenau, and successfully drove the German battleships away.

Two months later, still in the Norway operation, the British aircraft carrier Glorioso somehow blundered into Scharnhorst y Gneisenau. The German ships quickly destroyed the British carrier, although Scharnhorst took a torpedo hit from a covering destroyer. A principios de 1941, Scharnhorst y Gneisenau left Kiel for a very successful two-month raiding cruise before pulling into the French naval base at Brest.

Scharnhorst and her sister encountered, and avoided, several Royal Navy battleships engaged in convoy escort.

The Kriegsmarine planned a massive naval operation for May 1941. Scharnhorst y Gneisenau would depart from Brest and lead the Royal Navy to the south. In the meantime, the newly commissioned Bismarck, accompanied by the cruiser Prinz Eugen, would enter the Atlantic through Denmark Straits and wreak havoc on Atlantic convoys.

Bismarck, being a battleship, could deal with the older British battleships used to escort convoys. Unfortunately for the Germans, RAF attacks on Brest disabled the facilities and prevented Scharnhorst y Gneisenau from sortieing. Bismarck’s cruise was famously unsuccessful.

Scharnhorst remained at Brest for the rest of 1941, but increased RAF bombing attacks made the German naval presence untenable. The German ships could not sortie, and could not remain in Brest. The Germans developed a risky plan in which Scharnhorst, Gneisenau, Prinz Eugen and six destroyers would dash up the English Channel, hopefully avoiding British surface ships, aircraft and submarines, in an effort to make it to Wilhelmshaven.

The plan worked beautifully, and the German fleet escaped with only minor damage. The dash was a great embarrassment to the Admiralty and the Royal Air Force.

‘Scharhorst’ survivors in January 1944. Royal Navy photo

Scharnhorst remained at Kiel for most of 1942. In early 1943, it proceeded to Norway with Prinz Eugen (Gneisenau had been badly damaged by an RAF attack on Kiel, and would not return to service). While in Norway, Scharnhorst operated as part of a “fleet in being” with Prinz Eugen, Tirpitz (the sister of Bismarck) and other ships.

These vessels threatened British convoys to Russia, inducing the convoys to occasionally disperse (making the easy prey for U-boats), and forcing the Royal Navy to keep assets in the area.

On Christmas Day 1943, Scharnhorst departed Norway in an attempt to catch a British convoy. Unfortunately for the Germans, the Royal Navy received intelligence of the German movements, and dispatched a task force to intercept.

Three heavy cruisers encountered Scharnhorst shortly before 10 a.m. on Dec. 26, and engaged in running battle that resulted in damage to both sides. Unbeknownst to the Germans, HMS Duke of York was also on a course for intercept. A fast battleship of the Rey Jorge V clase, Duke of York easily outgunned Scharnhorst, and had better radar.

The British battleship detected Scharnhorst around 4:30 p.m., and opened fire just before five. Scharnhorst withstood several shells before a lucky long-range hit reduced its speed, at which point the British cruisers and destroyers closed to make a torpedo attack. The German ship capsized and sank at 7:45 p.m. on Dec. 26. Thirty-six men from the crew of 1968 were rescued.

Scharnhorst was one of the world’s most famous battleships, but its strategic impact was limited. The Kriegsmarine never threatened Royal Navy control of the North Atlantic, and German surface raiders never approached the lethality of their undersea cousins. The German could have used Scharnhorst and the rest of the surface fleet more aggressively, but then several efforts at aggressive action ended badly.

It’s also unclear how Scharnhorst would have fit into the “Plan Z” fleet that Hitler and Raeder contemplated on the eve of war.


Seafloor search

Searchers started looking for the wreck of the Scharnhorst and other warships from the German squadron in the centenary of the Battle of the Falkland Islands in December 2014, but they were unsuccessful.

The search resumed last month, using four state-of-the-art Ocean Infinity AUVs equipped with sonar instruments to search a 1,730-square-mile (4,500 square kilometers) area of the seafloor near the Falklands.

The wreck was found unexpectedly, when the AUV left its search path to turn around and scan another line of the seafloor &mdash passing over the Scharnhorst during the turn, Bound said. The scientists realized they'd "found" the wreck only several hours later, when the AUV returned to the surface and the data from the search was downloaded and converted into a legible format, Bound said.

The wreck &mdash which lies on the seafloor about 100 nautical miles southeast of Port Stanley, the capital of the Falkland Islands &mdash has not been touched or disturbed in any way, and the site will now be legally protected, said Donald Lamont, chairman of the Falklands Maritime Heritage Trust.


Longest Gunfire Hit on an Enemy Warship

Which Battleship scored the longest-range hit on an enemy warship?

It is quite well known that HMS Warspite hit the Italian battleship Guilio Cesare in July 1940 at a range of about 26,000 yds. Up until now, I've always believed that this was the longest range hit ever scored on a moving target in a naval combat engagement. However, I recently reread an old book of mine that is an English translation of a German history of the Kriegsmarine in World War II, "Verdammte See" (published in English as "Hitler's Naval War") by Cajus Bekkar. In this book, there is a summary of the sinking of HMS Glorious based upon the German after-action reports. In these reports, there is enough data to have made me think that the Scharnhorst hit the Glorious at a greater range than the Warspite hit the Guilio Cesare. I've been trying to confirm this ever since. I can now report success.

  1. Scharnhorst was 28,600 yds. distant at 1632 when she opened fire
  2. Her third salvo hit Glorious at 1638.
  3. Scharnhorst was 26,465 yds. distant or slightly less from the Glorious between 1636 and 1638.

Notes on above data points:

1 and 2 above agrees with the German after action report summary that I have a translation of, and what started this whole quest of mine.

The conversion from hectometers to yards appears to have been poorly done in the table given in the article. It appears that the author converted from hectometer (what the Germans used in their reports) to yards, and then back to hectometers to create the table. I can rationalize the table in no other way (these errors also appear in the print version, of which I have a copy). This conversion and reconversion process appears to have led to errors and typos. For instance, at 1641, the range in the table is given as 26,137 yds. and 230 hectometers. Actually, the correct conversion from yards would be 239 hectometers. For this essay, I have made an assumption that the yard values in this table are the correct values, as this is the unit of measurement that the author should have been most familiar with - he is, after all, Canadian. However, it is possible that, in this one instance, the hectometer distance given in the table is correct. If so, then the distance at 1639 would have been 240 hectometers, or about 26,260 yds. and not 26,465 yards. I do not believe that this materially affects the end result, but I'll accept that it may be a flaw in my reasoning.

Some analysis of the above data points:

In the three minute period between 1636 and 1639, the distance appears to have remained constant at 26,465 yds., or it may have decreased somewhat to 26,260 yds. For Scharnhorst to have hit Glorious at 1638, she must have fired no later than 1637 (allowing for a maximum flight/spot/reload time of 90 seconds and assuming that the times are rounded off to the nearest minute). At 1637, assuming a constant closing rate, Scharnhorst would have been at about 26,400 yds. So, I think that somewhere between 26,400 to 26,465 yds. is the correct distance, whatever the errors in the table may be.

Bottom line: It appears that the Scharnhorst hit the Glorious at about 26,465 yds. or slightly less. Given the level of uncertainty in the accuracy of the rangefinders used in the early war period, this is essentially the same distance reported for the Warspite striking the Guilio Cesare, 26,000 yds. So, as far as I am concerned, there is really a tie between HMS Warspite and KM Scharnhorst as to who made the longest gunfire hit on a moving target.


Ver el vídeo: Acorazado Trailer (Agosto 2022).